El 30/3/06 un incendio en un taller textil en la calle Luis Viale (Buenos Aires) provocó la muerte de cinco chicos y una mujer embarazada. En junio de 2016, después de 10 años, un juzgado condenó a los talleristas a 13 años de prisión y ordenó investigar a los dueños de las marcas y del inmueble: Daniel Fischberg y Jaime Geiler.

El miércoles 16/5/19 el juez Alberto Baños, del Juzgado Criminal y Correccional Nro 27, dictó el sobreseimiento de los empresarios por considerar que no se pudo probar que Fischberg y Geiler conocieran la situación de reducción a la servidumbre en el lugar. El fallo no solo desconoce la clara vinculación de ambos con el taller (al punto que eran también dueños del inmueble) y las declaraciones de testigos en el juicio (que dicen que Fischberg visitaba el taller), sino que además constituye un monumental incentivo a la tercerización en talleres textiles de estas características. En otras palabras, las marcas pueden subcontratar a talleres “clandestinos” sin ningún riesgo legal.

La querella está preparando la apelación, y esta Campaña acompañará las acciones legales con movilizaciones y difusión mediática del caso.

NO HAY JUSTICIA SIN CONDENA A LOS DUEÑOS DE LAS MARCAS

——————————————————————————————–

¡¡¡ URGENTE !!!

16/5/19

Sobreseen a los dueños de la marca

Gacetilla de prensa

El Juez Alberto Baños, del Juzgado Criminal y Correccional Nro 27, sobreseyó en el día de hoy a Daniel Alberto Fischberg y Jaime Geiler, dueños de las marcas para las que trabajaba el taller textil de la calle Luis Viale incendiado en marzo de 2006. Baños entiende que no se pudo probar que Fischberg y Geiler conocieran la situación del taller, desconociendo declaraciones contrarias de varios testigos.

En junio de 2016 el TOC Nro 5 condenó a los encargados del taller (Luis Sillerico y Juan Manuel Correa) a trece años de prisión por reducción a la servidumbre, y ordenó a la justicia volver a investigar a los dueños de las marcas para las que el taller producía en forma exclusiva. La vinculación de Fischberg y Geiler con el taller era tan indiscutible que eran incluso dueños del inmueble incendiado. Según declaraciones de testigos en el juicio, Fischberg solía visitar el taller, hecho que Baños decidió ignorar.

El pocas palabras, este fallo prácticamente legaliza que las grandes empresas reduzcan a la servidumbre a trabajadores tercerizados. Además, culpa por la explotación a los talleristas bolivianos, tomando a estas prácticas laborales como un problema a resolver en el marco de las colectividades migrantes, y no como un mecanismo de reducción de costos de empresarios blancos argentinos. Se trata de un incentivo monumental a la reproducción de estas prácticas.

El incendio se produjo el 30 de marzo de 2006 y provocó la muerte de Juana Vilca (de 25 años), Wilfredo Quispe Mendoza (15), Elías Carbajal Quispe (10), Luis Quispe (4), Rodrigo Quispe Carvajal (4) y Harry Rodríguez (3).

Desde la Campaña por Justicia por las víctimas del incendio de Luis Viale rechazamos este vergonzoso fallo y acompañaremos a los abogados querellantes en la apelación.


 

Lectura del fallo del Tribunal Oral Criminal Nro 5 (jueces Oliden, Ruiz López y Pérez Lance):

 

Anuncios